domingo, 15 de noviembre de 2009

Ando por tierra firme

Lleno de ramas y hojas verdes,
me voy preguntando
por la palabra, la emoción,
el verbo, por la frase completa
que corte la flor con la mano,
tabla de salvación del discurso,
una cuerda floja
en medio del océano,
un día que ya no es hoy, o
mañana, o cuando usted disponga,
cuando un puñado de arena y sin agua,
incrédulo como antes, después
de ahora, en nada disperso en
este mundo, todas las fuerzas
sobre la mujer que amo
ahora y mañana,
todo el oro del mundo
en sus ojos marrones,
detengo la musiquilla de mis versos,
libero sus cabellos, hago que los
juegos comunes del demonio
me lleven a su boca, navego,
en tres maderos como conquistador en desgracia,
enfrento enfurecido los temporales,
la tierra se vuelca, los edificios de cabeza
me miran desde arriba;
un día que puede ser hoy, o que sea
mañana, o cuando usted disponga,
ante toda duda y convicciones,
"arriba", grito por el Arsenal F.C., con
su juego límpido o geométrico
no doy solución a nada, simplemente,
como ahora, mañana desembarco;
para que suenen nítidamente mis zapatos,
ando por tierra firme, oculto
el tesoro que llevo,
me han dicho que escapa como
un pajaro de cien alas volando
no le cuento a nadie,tengo
una esperanza nueva.

1 comentario:

Manchados dijo...

Estimado Eduardo,llegúe aquí siguiéndote-rastreándote para rescatar datos tuyos para el blog.
De entre los textos, me estacioné aquí, y me ha gustado este sentir, este expresar, este versar, hablar, escirbir, rayar o en suma, manchar que logras aquí en base a una lectura sin aliento.
Te dejo mis saludos y también mis excusas por no haber puesto todavía en nuestro blog algo de lo que nos enviaste, pero por la fecha, estábamos tratando de no bajar la entrada que anuncia nuestro número 15, para el 13 de Marzo, y ahora, con el temblor, me tuve que parar sobre ella.
Cuando pase el temblor, te publicaré con el detalle y la dignidad que te mereces.

Cordialmente.

Amanda Espejo
La Mancha